El quinto sector de dragado

Published in category: Publications in Spanish

Olivier_Marcus_Product_Director_Dredging_Damen_Shipyards_Gorinchem

Presas y bombas DOP de Damen

Olivier Marcus
Director de Producto de Dragados de Damen

Cuando pensamos en obras de dragado, dividimos el sector en cuatro áreas distintas: gran dragado, recuperación de tierras, dragado de mantenimiento y minería. No obstante, durante los últimos años ha emergido un nuevo campo en el sector del dragado: uno que tendrá un impacto sobre los recursos acuáticos y energéticos de muchos países de todo el mundo. Este quinto sector implica el dragado de yacimientos directamente río arriba de las presas hidroeléctricas.

“Con cerca de 40.000 presas hidroeléctricas en todo el mundo, este es un gran mercado”, señala Olivier Marcus, Director de Producto de Dragados de Damen. “La mayoría de ellas se construyeron en los años 60 y 70 y muchas requieren un mantenimiento urgente ya que no están funcionando a plena capacidad. Esto tiene implicaciones directas en el suministro de agua para el consumo humano y la irrigación en agricultura y, por supuesto, afecta a la capacidad de generación de energía eléctrica de las turbinas hidroeléctricas en la propia presa”.

Submersible_dredge_pump_is_fixed_to_cutter_suction_dredger

Analizando el problema…

“Con el tiempo, los sedimentos se acumulan cerca de la presa, provocando el bloqueo de las turbinas hidroeléctricas”. Es necesario retirar estos sedimentos, aunque hay una serie de factores involucrados y todo ello hace que la tarea sea más compleja. “Por definición, estos yacimientos están situados en regiones montañosas muy remotas”, explica el Sr. Marcus. “Por ello, los retos incluyen la accesibilidad y el suministro de combustible: llevar el buque y su combustible a la zona en cuestión. Algunas veces, la ubicación es tan elevada, hasta 3.000 metros, que incluso el aire es demasiado ligero para que los motores diésel funcionen correctamente”.

Los retos continúan una vez que el buque de dragado se pone en marcha y está listo para trabajar. Un yacimiento tras una presa hidroeléctrica puede tener una profundidad de hasta 60 metros. “Estas profundidades son necesarias para lograr la diferencia de altura que se requiere para una generación óptima de energía hidroeléctrica”, continúa señalando. El dragado a dichas profundidades requiere ingenio y experiencia. Estas soluciones inteligentes son la especialidad de Damen.

Dredge_cabin_cutter_suction_dredger

… para descubrir la solución

La respuesta se encuentra en las bombas DOP de Damen. “Estas bombas de dragado sumergibles son extremadamente versátiles. Los operarios pueden usar distintos cabezales dependiendo de la situación y el material a dragar. Por ejemplo, los materiales duros compactados se dragan con una cabeza cortadora. Si el yacimiento tiene una gran cantidad de depósitos de sedimentos, se utilizan chorros de agua para que queden más sueltos y luego un cabezal de succión para retirar el material”.

Damen_DOP_dredge_pump_fixed_to_dredging_ladder

Con la bomba de dragado sumergible DOP encargándose del dragado, la siguiente solución hace referencia al propio buque. Se trata, por lo general, de pontonas modulares que pueden transportarse en contenedores en su totalidad. “El buque y sus componentes, los motores, tuberías y cabrestantes, caben en un contenedor estándar. Por tanto, podemos cargarlo todo en camiones y conducir hasta el sitio”.

Gran potencial

El aspecto modular también tienen implicaciones positivas sobre las profundidades a las que se puede dragar. “Eso significa que es posible dragar, en principio, a la profundidad que queramos. Podemos incrementar la longitud de dragado y, si no es lo suficientemente profundo, podemos bajar la bomba DOP con un cable hasta la profundidad necesaria”.

Damen_DOP_pumps_and_dredgers

Dado que hay cerca de 40.000 presas hidroeléctricas en todo el mundo, el alcance de las operaciones para el quinto sector de dragado es considerable. Lo que es más, el impacto humano, en términos de suministro de agua y energía, tienen un enorme potencial.